+39 02 94750217 sales@tanaza.com

20 locuras que la gente ha hecho para obtener una conexión Wi-Fi

por | Nov 14, 2016 | Blog ES | 0 Comentarios

En búsqueda de una mejor conexión Wi-Fi, algunos usuarios han tomado medidas drásticas a lo largo de los años.

De manejar en círculos buscando un Starbucks (pero esperando encontrar un Panera porque ofrece Wi-Fi gratuito) a robar la señal inestable del vecino, estas son solo algunas de las estrategias más inocentes y comunes para obtener Wi-Fi.

Las siguientes son los resultados de una encuesta del 2008 sobre las cosas más inseguras, ilegales y extrañas que han hecho algunos trabajadores remotos con para mejorar su conexión al Wi-Fi.

La pregunta principal de la encuesta fue: ¿Cuál es la cosa más loca o fuera de lo común que has hecho para conectarte a Internet cuando trabajas remotamente?

  • “Robe el Wi-Fi de un vecino.”
  • “Una vez tuve que subirme al techo de la casa de mi madre. Fue super divertido. De hecho, vi a una de mis vecinas desnuda.”
  • “Debido al estático de la emisiones de energía de Geyser, tuve que manejar 15 millas fuera del Old Faithful Geyser para acceder una buena conexión a Internet.”
  • “Conduje a la cafetería local y compré un muffin solo para usar su red inalámbrica.”  
  • “Fui a la cafetería sin comprar café.”
  • “Tuve que “hackear” una línea telefónica en un hotel para obtener el Dial-Up y poder trabajar. Esto fue hace muchos años.”
  • “Tuve que conectar mi portátil a la línea de Ethernet de un hospital porque la red inalámbrica no funcionaba.”
  • “Busque hoteles sin acceso a Internet pero cerca a concentradores inalámbricos.”
  • “Me conecté a la parte posterior de una caja registradora.”
  • “Subí a la cima de un monte y trabajé por una semana desde una tienda de campaña.”
  • “Convertí una antena de TV a una antena de Internet inalámbrica.”
  • “Me conecté al salon de conferencia de un hotel para tener Internet gratis.”
  • “Pagué un viaje en taxi mientras trabajaba en Internet.”
  • “Me conecté a la red eléctrica de Seattle desde un palo en la acera, pero sólo por unos minutos.”  
  • “Sostuve mi portatil afuera de una ventana para tener el Wi-Fi de la casa al lado y poder enviar un email importante.”
  • “Me senté afuera de un aeropuerto durante 4 horas para utilizar la conexión inalámbrica gratuita al otro lado de la calle.”
  • “Hice muchas locuras pero nunca voy a admitirlo, si no voy a perder mi dignidad.”
  • “Me moví por toda mi casa por problemas de conexión y terminé sentada en una silla con forma de pato en el habitación mi bebe, porque ahí había la mejor conexión.”
  • “Use Dial-up”
  • “Creo que la cosa más extraña a la que me he conectado fue la lavandería.”

Para ver el artículo original, haz clic aquí.